Eosinófilos altos, ¿qué cuidados debemos tener?

Nuestro sistema inmune está conformado por distintos organismos celulares que cumplen funciones determinadas, entre los que destacan los eosinófilos, un tipo de glóbulos blancos que se encargan de mantener a nuestro cuerpo libre de agentes infecciosos y completamente saludable.

Sin embargo, este propósito solo pueden cumplirlo si mantenemos niveles adecuados en nuestra sangre, ya que tener los eosinófilos altos puede traernos ciertas complicaciones.

Niveles adecuados de eosinófilos

En personas sanas, el porcentaje de eosinófilos debe ubicarse entre el 1 y 3% de la cantidad total de glóbulos blancos presentes en la sangre. El recuento normal de estas células suele ser de entre 0 y 500/μL para los adultos y entre 0 y 850/μL para los recién nacidos.

En cuanto a las causas, un nivel de eosinófilos altos puede ser el resultado de factores de riesgo como alergias, asma, fiebre del heno, urticaria, leucemia, vaculitis, cirrosis, eczema, linfoma de Hodgkin, linfoma no Hodgkin en adultos e infecciones parasitarias.

Cuidados que debemos tener si presentamos eosinófilos altos

La eosinofilia o aumento exagerado de eosinófilos en la sangre es un problema poco frecuente y cuyas causas suelen ser difíciles de descifrar, por lo que, en caso de presentar factores de riesgo, es recomendable disminuir la exposición a algunos medicamentos y metales que se han relacionado con esta condición.

Por otra parte, si se debe a un producto de alergias, el médico o especialista puede llevar a cabo algunas pruebas de piel o de sangre para conocer las alergias en cuestión, y prescribir el tratamiento adecuado para controlar la situación.

Generalmente, el tratamiento para tratar los niveles de eosinófilos altos suele incluir medicamentos corticosteroides, que resultan efectivos en el control de las reacciones alérgicas y en la disminución de estas células en la sangre, y que pueden administrarse por inhalación, por vía tópica o por inyección. El problema está en que estos medicamentos pueden provocar efectos secundarios, de manera que es aconsejable discutir con el médico las ventajas y desventajas de los mismos.

Entre otras recomendaciones podemos encontrar:

Encontrar la causa de la alergia y evitarla

Por lo general, este valor aumenta cuando se está frente a enfermedades y condiciones relacionadas a la alergia. De esta forma, saber qué elemento está causando la alergia es determinante para evitarlo.

De igual forma, tomar medicamentos corticosteroides y/o antihistamínicos también es una solución, pero recuerda que estos deben estar recetados por un médico especialista.

Llevar una alimentación saludable

¿Quieres mantenerte saludable en la mayor parte de tu vida? La alimentación es precisamente uno de los factores más importantes; no solo para la salud, sino para todos los valores de las defensas del sistema inmunológico. Precisamente la alimentación podría influir sobre los niveles de eosinófilos.

Por lo tanto, consumir una buena cantidad de proteínas y minerales ayudan a un mejor conteo de este valor.

Recomendaciones Finales

Si los niveles de Eosinófilos aún continúan altos habiendo seguido todas las recomendaciones, lo mejor es ir acudir directamente a un médico especialista en ello.

Eosinófilos altos, ¿qué cuidados debemos tener?
4.9 (97.14%) 7 votes