Desempeño de los eosinófilos en nuestra sangre

Nuestro sistema inmune está compuesto por un montón de diferentes células, proteínas, tejidos y órganos, que se encargan de protegernos contra el ataque de sustancias extrañas, tales como los gérmenes, los virus y las bacterias, que amenazan con dañar nuestra salud. Uno de esos organismos celulares son los eosinófilos, los cuales corresponden a un tipo de leucocitos o glóbulos blancos que contribuyen en la generación de la respuesta inmune, manteniendo a nuestro cuerpo libre de infecciones.

Aquí te contamos con mayor detalle cuál es el desempeño de los eosinófilos en nuestra sangre, para que puedas comprender con claridad la importancia de estas células en nuestra salud.

¿Qué papel cumplen los eosinófilos en nuestra sangre?

Cómo ya hemos dicho, los eosinófilos son células que forman parte del sistema inmune y que hacen frente a los agentes infecciosos que amenazan a nuestro organismo. Sin embargo, también se encuentran involucrados en diferentes reacciones de nuestro cuerpo, como es el caso de los procesos inflamatorios y las reacciones alérgicas.

En cuanto al papel que cumplen, los eosinófilos desempeñan diversas funciones en nuestra sangre, protegiéndonos de enfermedades parasitarias, mediante la liberación de sustancias que ayudan a combatir tales agentes infecciosos. De igual forma, se encargan de estimular la acción de los linfocitos T y de incentivar la fabricación de anticuerpos IgM en las células B, resultando fundamentales para la generación de la respuesta inmunológica adaptativa.

¿Cómo debe ser el recuento normal de eosinófilos en la sangre?

Por supuesto, para que estas células inmunes puedan cumplir adecuadamente su función en nuestro organismo, es importante mantener unos niveles óptimos de eosinófilos, los cuales deben ubicarse entre 0 y 500/μL en los adultos y entre 0 y 850/μL en los niños recién nacidos.

Como podrás ver, los eosinófilos desempeñan un papel importante en nuestra sangre, por lo que ocuparnos en mantener unos valores correctos,  a fin de garantizar una buena salud.

¿Por qué son importantes los eosinófilos en la sangre?

Estos valores tienen más importancia de la cual creemos que pueda tener.

Por ello, si hay algún valor fuera de lo común en la prueba de sangre, es porque el organismo puede estar luchando contra alguna enfermedad o porque hay alguna condición como el VIH que impide el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Ahora bien, son importantes porque, gracias a estos, el cuerpo humano puede defenderse de forma natural frente diferentes enfermedades o condiciones como la rinitis alérgica o el asma. Siendo así, es el primer mecanismo de defensa antes de ingerir medicamentos.

Recomendaciones finales

En caso de que exista alguna variación en tus niveles de eosinófilos, debes ir a un médico para diagnosticar cuál es la causa.

De igual forma, si los valores son altos o bajos, puedes mirar sus causas a través de:

Desempeño de los eosinófilos en nuestra sangre
5 (100%) 2 votes