Causas de tener eosinófilos bajos


Como sabrás, los eosinófilos corresponden a un tipo de glóbulos blancos o leucocitos, cuya función es la de proteger a nuestro organismo contra las sustancias extrañas que amenazan con dañarlo, llevando a cabo lo que conocemos con el nombre de respuesta inmune.

Dado que resultan de gran importancia para el mantenimiento de nuestra salud, es importante mantener unos valores óptimos de eosinófilos en la sangre, ya que un recuento demasiado bajo de estas células, también conocido como eosinopenia, podría bajar nuestras defensas y hacernos más propensos a adquirir enfermedades e infecciones, lo cual podría deberse a algunas de las causas que aquí te contamos.

¿Cuándo tenemos eosinófilos bajos?

A modo general, la cantidad de eosinófilos en la sangre debe corresponder al 1% o 4% del volumen de glóbulos blancos en el cuerpo, por lo que, si al realizarte un análisis de sangre notas que tus valores están por debajo de las 50 células por microlitro de sangre, significa que padeces eosinopenia o, en términos más simples, quiere decir que presentas una deficiencia de eosinófilos en el torrente sanguíneo, lo cual puede aparecer como resultado de alguna patología o enfermedad subyacente, o por otras causas que te explicamos a continuación.

¿Qué nos lleva a tener eosinófilos bajos?

Un recuento de eosinófilos bajo puede ser, en principio, la consecuencia de ciertas infecciones agudas, aunque también puede ser el resultado de otras enfermedades o patologías, como es el caso de la leucemia, enfermedades como la esquistosomiasis y la fiebre tiroidea, la enfermedad de Cushing, el lupus y otras enfermedades autoinmunes, y las infecciones por virus como el VIH.

Asimismo, se consideran causas importantes de la eosinopenia el estrés, ya sea por cirugía, trauma o ejercicio, al igual que la intoxicación por alcohol y  el tratamiento con medicamentos corticosteroides.

Otras causas de tener eosinófilos bajos

Además de las causas que ya se han mencionado anteriormente, existen otras causas de tener eosinófilos bajos que pueden estar afectando los niveles y no precisamente tenga que ver con una afección o enfermedad.

Entre estas causas encontramos:

Control extremo de las alergias

Por lo general, los trastornos alérgicos pueden hacer que los eosinófilos aumenten en todo el cuerpo. A partir de allí, mucho de los tratamientos para estas enfermedades como lo son los antihistamínicos de venta libre hacen que la producción de eosinófilos por parte de la médula ósea disminuya.

Control del asma

Cuando alguna persona tiene un ataque de asma, los eosinófilos no pueden liberarse de la manera correcta, acumulándose así en los pulmones.

¿Por qué? Porque los eosinófilos actúan directamente para combatir agentes nocivos en los pulmones. No obstante, pueden también llegar a inflamar los pulmones en gran manera.

Recomendaciones finales

En definitiva, cuando los eosinófilos tienen niveles bajos es porque el cuerpo humano no está combatiendo de manera correcta contra las enfermedades.

Consulta a tu médico si presentas esta condición.

Causas de tener eosinófilos bajos
4.3 (86%) 10 votes